Monday, December 29, 2008

H A S T A A Q U Í .

____Hasta aquí ... hasta aquí por hoy.

No quiero saber mucho, y no quiero saber de mas. Sólo necesito una cobija de otro tejido con la cual cubrir o en su defecto una inmensa fuerza interna para continuar con vida. Pequeños estragos adolescentes o inmensos trastornos mentales, no me desgarren mas. ¿Qué no entienden que hasta aquí por hoy?

Me disgusta la idea de vivir una mentira, y no miento al decir que he vivido una fantasía: donde lo que pienso no es de verdad y lo que veo se transforma junto con la estática del ambiente, los sonidos humanos y los amigos de antaño. Podría pensar también que quede atrapada en alguno de los últimos años... arrastrando conmigo lo que no pude dejar atrás.


Rioja: tira todo. Tira todo lo que llevabas contigo en tu viaje que al fin y al cabo nada sirve ya... la ropa ya paso de moda, los zapatos perdieron su brillo, los libros ya los memorizaste todos, a las malas personas ya las olvidaste todas y tu corazón ...


-Mi corazón ¿Qué?------ le respondí a esa voz que provino de lo mas interno de mi.
-Tu corazón lo puedes rellenar en un pueblo mas adelante... con un amable señor que vive mas adelante-- respondió segura.
- Y ¿Cómo sabre que señor es? ¿Qúe pueblo es? Usted sabe que yo no conozco estos lugares y necesito la dirección exacta.
- No tiene lugar fijo, esta en todos lados; siempre de mueve. Y físicamente pues, tiene unos lindos ojos, una hermosa sonrisa, lleva puesta una boina... y tiene un gran corazón. Definitivamente sabrás reconocerlo cuando lo mires.

Me costaba trabajo aceptarlo, pero le creí... solamente por ser hoy. Estaba nerviosa al cambiar totalmente de dirección pero algo en el fondo me emocionaba.

-Esta bien, te creo.. y confio en ti. A fin de cuentas, dicen que los cambios son buenos.

La voz ya no contestó. pero vacié totalmente mi maleta nada mas llevaba una botella con agua infinita para no morir de sed en el desierto, un abrigo largo de cuadritos que me había hecho hacía varios años por si pasaba noches frías, el vestido rojo que traía puesto, las botitas de agujetas, una libreta y un corazón. Emprendí el viaje.

3 comments:

Luis said...

lo se

Ramona said...

a veces es super fuerte enfrentar cambios
si es culero darle la cara a los cambios en el exterior, ya sea de personas, situaciones contextos historias o bla bla bla
imaginate dar la cara a cambios de uno mismo. si a veces cuesta mucho trabajo
:) saludosss rioja

Lalo said...

La adolecencia solo es una etapa...

... yo ya casi la supero, espero.